Generar conocimiento disruptivo en almacenamiento térmico y electroquímico, con impacto en el tejido empresarial próximo conlleva la necesaria colaboración con una extensa red de agentes, universidades, centros de investigación, empresas, plataformas, clústeres y asociaciones.