Presentación

El reto

El desarrollo de baterías de estado sólido abre un reto importante al modificar el electrolito líquido por un material sólido que tiene que ser compatible tanto con el material de ánodo como de cátodo y provocan que las fases de contacto entre materiales puedan volverse inestables durante el ciclado. El proceso de formulación de los materiales puede condicionar la estabilidad y comportamiento final del mismo en las interfases del sistema.

La solución

Conocer en detalle las características del material a formular (tamaño de partícula, intervalo de temperatura de uso...) y llevar a cabo las modificaciones superficiales que le confieran mayor estabilidad química y electroquímica.

Resultados

Formulación de material activo, católito y aditivos para mejorar la capacidad y elevar las densidades de energía por encima de los 300 wh/kg.

Contacto

Business Development Manager: businessdev@cicenergigune.com

Más casos de éxito

Volver a casos de éxito