Presentación

El reto

Uno de los grandes hándicaps de sustituir en las celdas de baterías el electrolito líquido por electrolito sólido es la sensible reducción de la conductividad iónica, aspecto que se ha estado resolviendo aumentando la temperatura de trabajo incluso hasta los 70ºC. En algunas aplicaciones estos rangos de temperatura no son asumibles y se requieren soluciones que permitan que estos electrolitos sólidos puedan trabajar lo más cerca posible de la temperatura ambiente.

La solución

Para poder trabajar a menor temperatura se requiere del desarrollo de polímeros que muestren una elevada conductividad partiendo de materiales comerciales y trabajando muy bien su caracterización para entender los modos de fallo y llevar a cabo mecanismos de funcionalización mejorados.

Resultados

Desarrollo de materiales de electrolito sólido polimérico que permiten trabajar a temperatura inferiores a los 40ºC.

Contacto

Business Development Manager: businessdev@cicenergigune.com

Más casos de éxito

Volver a casos de éxito