El centro vasco formará parte, junto a más de 500 empresas, instituciones y asociaciones científicas de todo el continente, de la principal iniciativa desarrollada por la Unión Europea para promover las tecnologías que permitan producir y utilizar este elemento en sectores como la industria y la movilidad.

CIC energiGUNE, centro de investigación vasco referente en almacenamiento de energía electroquímica y térmica, y miembro de Basque Research & Technology Alliance-BRTA,  se ha adherido a la European Clean Hydrogen Alliance, la iniciativa impulsada por la Unión Europea para construir un ecosistema con todos los agentes de la cadena de valor vinculados al desarrollo del hidrógeno, dentro de un escenario de transición energética. El objetivo final de este programa es facilitar el despegue de las tecnologías basadas en este elemento para el año 2030 y allanar el camino hacia la descarbonización de Europa en 2050.

La nueva Alianza está compuesta por más de medio millar de agentes públicos y empresas privadas de todo el continente. Esta amplia participación posiciona a la asociación como el espacio fundamental para definir un ecosistema europeo del hidrógeno que posibilite la financiación de proyectos y la transmisión de conocimiento. Desde el punto de vista de la UE, se trata de una pieza clave para alcanzar los objetivos del “Pacto Verde” y, especialmente, la transición a una energía limpia.

Cabe recordar que el Pacto Verde europeo es la hoja de ruta de la Unión Europea para lograr la neutralidad climática para 2050 mediante inversiones en tecnologías respetuosas con el medio ambiente, el apoyo a la industria innovadora y los sistemas de transporte sostenibles; y aspira a descarbonizar el sector energético y mejorar la eficiencia en el sector de la edificación, entre otras medidas.

En este sentido, el hidrógeno tiene varios usos energéticos, como el almacenamiento de energía renovable, y es también un elemento a desarrollar en la movilidad sostenible. Asimismo, es medioambientalmente respetuoso ya que no emite dióxido de carbono cuando se utiliza. En consecuencia, se configura como una solución eficaz para descarbonizar procesos industriales y sectores económicos donde reducir las emisiones de carbono es urgente y difícil de conseguir. 

En líneas generales, la Alianza desempeñará un papel crucial para facilitar e implementar las acciones de la nueva estrategia europea del hidrógeno y, en particular, su agenda de inversiones. En este sentido, el plan industrial europeo estima inversiones de 430.000 millones de euros hasta 2030 en este campo. Además, la Alianza será importante en el contexto de la nueva estrategia de integración del sistema energético.

Entre sus objetivos a corto plazo se encuentra el apoyo al aumento de la producción y la demanda de hidrógeno renovable y bajo en carbono; así como la coordinación de acciones y la constitución de un foro amplio que involucre a la sociedad civil en todo el proceso de transición energética. Teniendo en cuenta que los ciclos de inversión en el sector de las energías limpias abarcan periodos de unos 25 años, la UE entiende que el momento de actuar es ahora. Como herramienta de acción inmediata, la European Clean Hydrogen Alliance trabajará para construir una sólida cartera de inversiones que implique a todos sus socios.

Además de CIC energiGUNE, dentro de la Alianza se encuentra otro miembro de BRTA (Tecnalia), así como el Ente Vasco de la Energía (EVE), lo que pone de manifiesto la proyección y el posicionamiento del País Vasco en este ámbito clave para la descarbonización de la economía.