El Consejo de Ministros ha aprobado la “Hoja de Ruta del Hidrógeno: una apuesta por el hidrógeno renovable”.

Un documento, impulsado desde el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO) que propone un plan de 8.900 millones de euros y que incluye 60 medidas y fija una serie de objetivos para 2030.

De esta manera, se pretende que para ese año exista una producción de 4 gigavatios (GW) de potencia instalada de electrolizadores (lo que representa un 10% del objetivo marcado por la Comisión Europea para el conjunto de la UE), clave para que el país alcance la neutralidad climática y un sistema eléctrico 100% renovable para 2050. 

La hoja de ruta contempla, además, que un 25% del consumo de hidrógeno industrial sea renovable para el 2030. Y, en cuanto a movilidad, se plantea la implantación de hidrogeneras (estaciones de servicio de hidrógeno), trenes y vehículos de transporte pesado propulsados por este producto.

Este plan, cuyo desarrollo está contemplado en el Plan Integrado de Energía y Clima (PNIEC) 2021-2030, y que cuenta con la colaboración del sector privado, subraya algunas de las oportunidades que pueden materializarse: 

  • Eliminar las emisiones de contaminantes y de gases de efecto invernadero al medio ambiente en sectores o procesos difícilmente descarbonizables.
  • Desarrollar las cadenas de valor de la economía del hidrógeno y posicionar a España como referente tecnológico.
  • Penetración de un mayor porcentaje de energías renovables en el sistema eléctrico, propiciando un mayor grado de gestionabilidad y disminuyendo la intermitencia para el sistema eléctrico en la generación a partir de fuentes de energía renovables.
  • Disminución de la dependencia energética, mejorando la balanza y proporcionando seguridad en el suministro continuo de energía renovable, cuando se den “situaciones valle” de menor producción de generación de energía renovable por otras fuentes.
  • Convertir a España en una de las potencias europeas de generación de energía renovable debido a las ventajosas condiciones climáticas y grandes superficies libres para instalación de plantas de producción de energía renovable, ya sea solar o eólica.
  • Favorecimiento de la descarbonización de los sistemas energéticos aislados, con especial atención a los territorios insulares, en los que el almacenamiento temporal de energía eléctrica es clave, para facilitar desarrollos como la movilidad eléctrica y el de los destinos turísticos sostenibles.
  • Potenciar la I+D+i energética española como pilar de crecimiento económico sostenible y con ello, el liderazgo de las empresas e industrias de la economía del hidrógeno.

Las 60 medidas que se prevé desarrollar se encuentran agrupadas en cuatro ámbitos de actuación:

  • De carácter regulatorio, que incluyen la introducción de un sistema de garantías de origen que asegure que el hidrógeno se ha producido a partir de energía 100% renovable.
  • De carácter sectorial, para incentivar el uso de hidrógeno renovable y proyectos en ámbitos como el industrial, el energético o el de la movilidad
  • De carácter transversal para fomentar el conocimiento del potencial del hidrógeno renovable en el conjunto de la sociedad.
  • De fomento de la I+D+i, lo que permitirá crear conocimiento y ventajas competitivas, incluyendo la industria española del automóvil, el transporte ferroviario, marítimo y aéreo.

Esta Hoja de Ruta está alineada con la Estrategia Europea del Hidrógeno (EU Hydrogen Strategy), que establece tres horizontes temporales, contemplando en una Primera fase (2020-2024), la instalación de al menos 6 GW de electrolizadores en la UE y la producción de hasta 1 millón de toneladas de hidrógeno renovable, que alcanzarían al menos los 40 GW de electrolizadores para 2030 (final de la Segunda Fase, 2025-2030) y la producción de hasta 10 millones de toneladas de hidrógeno renovable en la UE. En la Tercera Fase, 2030-2050, las tecnologías de hidrógeno renovable deberían alcanzar su grado de madurez y poder así desplegarse a gran escala, llegando a sectores difíciles de descarbonizar donde otras alternativas pueden no ser factibles o tener mayores costes.

Este despliegue se hará en línea con la Estrategia de Almacenamiento. Estos dos factores, según la Hoja de Ruta, harán del hidrógeno uno de los principales activos para lograr que España sea una de las potencias europeas en generación renovable y que propiciarán un cambio radical al paradigma energético actual, consolidando un sistema eléctrico 100% renovable para antes del año 2050.

Información oficial: https://energia.gob.es/es-es/Novedades/Paginas/publicacion-hoja-de-ruta-del-hidrogeno-apuesta-hidrogeno-renovable.aspx 

Documentos relacionados