El Ente Vasco de la Energía (EVE) ha presentado recientemente la Estrategia Vasca del Hidrógeno; un plan con el que busca convertir a Euskadi en una región de referencia en las tecnologías y desarrollos asociados al hidrógeno, el cual se considera imprescindible para la transición energética.

A través de este plan, Euskadi busca impulsar y complementar otras iniciativas estratégicas que se han lanzado en la región como el “Corredor Vasco del Hidrógeno”, del que forman parte 78 empresas e instituciones clave del ecosistema energético vasco, liderada por Petronor, Repsol, entre las que se incluye el propio CIC energiGUNE.

El documento presentado tiene como objetivo establecer las condiciones para crear una cadena de valor competitiva en la industria local, incluyendo la producción, el almacenamiento, el transporte y la distribución; además de establecer las bases con las que crear un centro logístico relevante para exportar al mercado internacional.

Todo ello aprovechando las capacidades industriales, logísticas y tecnológicas de Euskadi y siempre de acuerdo a directrices como la creación de un mercado local sostenible de hidrógeno renovable que satisfaga la demanda interna; que esta tecnología sea el medio para la descarbonizar la industria vasca, pero que también suponga el despliegue de una infraestructura que favorezca el comercio internacional; y que estimule la formación, la investigación y el desarrollo industrial del hidrógeno.

Fuente: Estrategia Vasca del Hidrógeno

Con esta aspiración, el alcance temporal de esta estrategia abarca principalmente la década que termina en 2030, dónde se busca la puesta en marcha y aceleración de la industria a través de más de 55 líneas de actuación agrupadas en 6 grandes ejes/áreas de trabajo:

  • Eje 1 – Producción (6 líneas de actuación)
  • Eje 2 – Almacenamiento, transporte y distribución (5 líneas de actuación)
  • Eje 3 – Usos finales (19 líneas de actuación)
  • Eje 4 – Desarrollo industrial y tecnológico (10 líneas de actuación)
  • Eje 5 – Mercado (3 líneas de actuación)
  • Eje 6 – Marco regulatorio (15 líneas de actuación)

Para medir el éxito de esta primera fase, se establecen para el final del periodo una serie de objetivos específicos con los que medir el éxito del plan, entre los que se incluyen alcanzar una potencia instalada de electrolización de 300 MW, siendo el 100% del hidrógeno producido de origen renovable; que el 5% del consumo energético del sector industrial esté basado en el hidrógeno; y que se alcance una flota de 20 autobuses y 450 vehículos de mercancías que funcionen con esta tecnología.

Fuente: Estrategia Vasca del Hidrógeno

Adicionalmente, el documento esboza una segunda fase a largo plazo que incluye la visión a 2050 y las grandes líneas de actuación a desarrollar en el periodo 2030 – 2050 para cada uno de los 6 ejes de trabajo definidos.

Estrategia alineada con la visión europea y otro planes estratégicos

Tanto los objetivos como líneas de actuación de esta estrategia están alineados con las políticas y acciones que también se están desarrollando a nivel comunitario, donde destaca como principal iniciativa la “European Clean Hydrogen Alliance”.

Esta alianza canaliza la estrategia europea asociada al hidrógeno y sus tecnologías a través de 6 grupos de trabajo o “roundtables” centrados en áreas temáticas de la industria que coinciden en su contenido en gran medida con los ejes identificados dentro de la estrategia vasca:

Roundtable

Temática

1

Producción de hidrógeno

2

Transmisión y distribución de hidrógeno limpio

3

Hidrógeno limpio en aplicaciones industriales

4

Hidrógeno limpio para la movilidad

5

Hidrógeno limpio en el sector energético

6

Hidrógeno limpio para aplicaciones residenciales

 

Cada uno de estos grupos está compuesto por destacados miembros de la industria, habiendo actualmente tres agentes vascos en ellas: Iberdrola en la mesa 1 (“Producción de hidrógeno”), Repsol-Petronor en la mesa 4 (“Hidrógeno limpio para la movilidad”) y CIC energiGUNE en la mesa 6 (“Hidrógeno limpio para aplicaciones residenciales”), lo que consolida al Centro como un agente de referencia en el sector.

Además, la Estrategia Vasca del Hidrógeno está en consonancia tanto en sus objetivos como líneas de actuación con los planes estratégicos previstos tanto a nivel europeo (aprobada por la Comisión Europea el pasado julio) como a nivel estatal (a desarrollar a través de la “Hoja de Ruta del Hidrógeno” aprobada por el Consejo de Ministros).

Igualmente, el contenido incluido en la Estrategia Vasca está también alineada con otras iniciativas estratégicas a desarrollar en los próximos años en el territorio, como la Estrategia Energética de Euskadi 2030, la Estrategia RIS3 de Especialización Inteligence, el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación Euskadi 2030 o la Estrategia Energibasque. De hecho, la Estrategia Vasca del Hidrógeno ya adelanta la actualización de la Estrategia Energibasque introduciendo la tecnología del hidrógeno como área estratégica.

Este conjunto de diversos planes alineados y complementarios buscan convertir a Euskadi y su entorno en un polo industrial e innovador en las energías del futuro.

 

Autores

Miriam Gutiérrez, técnico en marketing y comunicación de CIC energiGUNE

 

 

 

En colaboración con:

Iñigo Careaga: Analista de negocio de BCARE