En CIC energiGUNE llevamos varios años trabajando en aportar nuestro granito de arena para mejorar la eficiencia energética de los procesos industriales. Es un trabajo que nos gustaría hacer visible, y la forma más efectiva tal vez sea destacar dos de los demostradores que representan nuestra investigación.

Estamos hablando de demostradores que están basados en una novedosa investigación en sistemas de almacenamiento térmico basados en tecnología de termoclina e íntegramente desarrollados por CIC energiGUNE.

El grupo de investigación de Ingeniería de Sistemas y Transferencia de Tecnología del área de almacenamiento térmico ha llevado a cabo, la investigación de los materiales y su compatibilidad con los fluidos caloportadores, el diseño del sistema, y su modelización. También ha llevado a cabo el testeo a escala preindustrial en nuestro laboratorio de prototipado y testeo térmico validando los datos antes de que fueran puestos en funcionamiento en la planta de concentración solar de Ben Guerir en Marruecos y en ArcelorMittal en Sestao (Bizkaia).  Estamos hablando de dos sistemas de almacenamiento térmico de 20MWh y 1 MWh respectivamente que demuestran que es posible contribuir a través de la investigación disruptiva a la transición energética.

Y como una imagen vale más que mil palabras hemos preparado un vídeo que pone en relieve lo conseguido.

Pero empecemos por el principio.

Cuando en 2015 enfrentábamos la anterior reflexión estratégica, ya podíamos intuir que apostar por el almacenamiento térmico, como forma de mejorar la eficiencia energética, tendría sus frutos en el medio plazo.

Por aquel entonces, CIC energiGUNE contaba con una prometedora área de almacenamiento térmico, y un equipo de investigadores comprometido con este cambio de paradigma. Los proyectos ORC-plus y RESLAG estaban arrancando. En el equipo vibrábamos entre la emoción, la responsabilidad y la oportunidad de demostrar nuestra valía en este campo de investigación. RESLAG además, era el primer proyecto europeo que lideraba CIC energiGUNE en toda su historia. Un proyecto que además traccionaba de empresas vascas como ArcelorMittal y Novargi (cuyo papel terminó asumido por otra empresa Vasca como EIA 21) y centros del BRTA como Azterlan.

Como hemos adelantado, en estos proyectos, se utiliza un novedoso sistema de termoclina, desarrollado por nuestros investigadores, que permite almacenar grandes cantidades de calor dando una segunda vida a materiales como las rocas o las escorias de acería. Sistemas que ponen de relieve que, no solo el aceite térmico sino también el aire puede ser un excelente fluido caloportador, aunque todavía tiene retos importantes, que en CIC energiGUNE estamos ayudando a superar.

Desde el comienzo estos proyectos en 2016 hasta su finalización en 2020 han sucedido muchas cosas: Siemens anunció en el año 2019 su apuesta por una solución similar. La Unión Europea, aprobó a finales de 2019 el Green Deal, que pone como objetivo una mejora de la eficiencia energética del 32,5%. El estado aprueba el PNIEC, estableciendo objetivos aún más ambiciosos en términos de eficiencia energética con un 39,5%. Así mismo, el propio Gobierno Vasco está trabajando en políticas integradas de energía y clima en el recién estrenado Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medioambiente.

En ese mismo período, en CIC energiGUNE también sucedieron muchas cosas. En 2017 se incorpora al equipo nuestra directora científica Elena Palomo, Ikerbasque Research Professor y considerada por el ranking de Stanford Elsevier de 2020 una de las investigadoras más influyentes del mundo. Ella, en colaboración con el resto de investigadores del área de almacenamiento térmico, han ido avanzando en reconocimiento científico a nivel internacional.

Bajo el liderazgo de la Profesora Palomo, y el co-liderazgo de Daniel Bielsa nuestro coordinador de transferencia del área de almacenamiento térmico, el equipo ha demostrado sus capacidades en investigación en materiales, modelizado y sistemas para almacenamiento de energía térmica, aportando soluciones disruptivas de almacenamiento térmico que a la vez son útiles a la industria. Desde aquí me gustaría extender mi agradecimiento a todo el equipo del área de almacenamiento térmico al cual auguro nuevos éxitos en el futuro.

En CIC energiGUNE somos optimistas, y pensamos que este tipo de soluciones de almacenamiento térmico supondrán un espaldarazo para avanzar en los objetivos de eficiencia energética marcados por la Unión Europea, el Estado y el País Vasco. Algo que es clave para nosotros y las futuras generaciones. Estamos comprometidos con generar nuevas oportunidades para nuestras empresas dentro del campo de la eficiencia energética.

Porque hacer una investigación disruptiva y a la vez útil para nuestra industria es posible. En CIC energiGUNE lo demostramos día a día, haciendo de la sostenibilidad una realidad.

Autora: Nuria Gisbert, Directora General de CIC energiGUNE; Miembro del grupo de expertos del parlamento del Pacto Vasco de la energía y miembro del Comité Científico Asesor del Consejo Vasco de Ciencia, Tecnología e Innovación del País Vasco.